Adrian Salgado

982 81 16 15
Contacto

NOVEDAD:

¿Tienes los ojos secos y quieres usar lentillas con la máxima comodidad?
Prueba las lentes de contacto de apoyo escleral y vuelve a sentir la comodidad de llevar lentillas.

Son unas lentes muy cómodas de colocar debido a que se apoyan en la esclera, una zona del ojo que carece de nervios.

Las lentes de contacto de apoyo escleral son un tipo de lentes semirrígidas con un tamaño mayor de lo habitual. Su diámetro es similar al de las lentes blandas; gracias a ello, se pueden apoyar en la esclera (la parte blanca del ojo), que es una zona inervada, por lo que resultan muy cómodas de colocar.

Se utilizan en los mismos casos que una lente híbrida, en sustitución de la lente semirrígida cuando esta no alcanza las irregularidades periféricas de la córnea o no logra centrarse de forma correcta; es lo que puede suceder, por ejemplo, en pacientes que se acaban de someter a una queratoplastia o en aquellos a los que se acaban de implantar anillos intracorneales.

Este tipo de lentes también es aconsejable para pacientes con ojo seco severo, patología que se convierte en un gran problema en el día a día por la constante incomodidad y picor ocular que genera. Ante esta situación, las lentes esclerales están especialmente indicadas porque, al ser más rígidas y grandes, pueden llenarse de lágrima artificial, creando un reservorio que mantiene el ojo permanentemente húmedo.

Las lentes esclerales requieren unas ventosas tanto para su colocación como para su extracción.

¿Qué precauciones hay que tener con los ojos cuando se usan este tipo de lentes?

Cuando se usan lentes de apoyo escleral, es importante seguir estas recomendaciones:

  • No te pongas las lentes de contacto en cuanto te despiertes: deja que transcurran, al menos, 20 minutos. Lo mismo vale a la hora de extraerlas: no te las quites justo cuando vayas a dormir, sino 20 minutos antes como mínimo.
  • Nunca duermas con las lentes de contacto puestas.
  • La higiene es fundamental. De ahí, que tengamos que limpiar las lentes y cambiar el líquido del estuche que las conserva a diario. En el caso de las lentes esclerales debemos, además, frotarlas bien con el jabón indicado, para que no se acumulen depósitos de lípidos y proteínas que provoquen incomodidad y lleguen a comprometer la visión.
  • Si tenemos el ojo especialmente rojo o notamos sensación de incomodidad o sequedad, molestias, dolor o visión borrosa, debemos quitarnos la lente de inmediato (no llevarla nunca si está agrietada o rota) y ponernos en contacto con el especialista.

¿Cómo se colocan en el ojo las lentes esclerales?

  • 1. Lávate bien las manos con agua y jabón neutro y sécatelas con papel o una toalla que no desprenda pelusa.
  • 2. Cuando saques la lente del estuche, aclárala con solución salina.
  • 3. Toma la ventosa de mayor tamaño y apoya la lente en el lado más ancho. No hay que presionar la lente contra la ventosa, ya que este dispositivo sirve simplemente de apoyo.
  • 4. Llena completamente la lente con solución salina o lágrima artificial sin conservantes.
  • 5. Colócate la lente en el ojo manejándola con la ventosa.

¿Cómo deben extraerse?

  • 1. Lávate bien las manos con jabón neutro y sécatelas con papel o una toalla que no suelte pelusa.
  • 2. Toma la ventosa de menos tamaño y aproxímala al centro de la lentilla.
  • 3. Presiona suavemente la ventosa sobre la lentilla hasta que esta quede “enganchada” a la ventosa y extráela.

¿Cómo deben conservarse las lentes esclerales?

  • La duración de las lentes esclerales dependerá del uso que se haga de ellas y de cómo se cuiden. Normalmente un juego de lentes tiene una duración de uno a dos años.
  • Cada seis meses es preciso realizarse una revisión. Cuando el óptico compruebe que la lente ya está desgastada, propondrá al paciente renovarla.
  • A la hora de aplicar el jabón es importante frotar bien la lente para eliminar todos los depósitos adheridos. La misma lágrima a lo largo del día va creando depósitos de grasa. Por eso es importante fregar bien para que estos depósitos se despeguen.
  • Es fundamental utilizar solución salina para aclarar las lentes; nunca hay que emplear agua del grifo ni saliva porque la lente de contacto se puede contaminar y provocar una infección ocular grave.
  • Nunca utilices productos caducados para limpiar o conservar las lentes.

¿Qué son las lentes de contacto?

Los lentes de contacto se colocan directamente sobre la superficie de tu ojo para corregir la visión.

Pueden corregir la miopía y la hipermetropía. También pueden corregir el astigmatismo y la presbicia.

El principio para los lentes de contacto es el mismo que para los anteojos. Doblan la luz y la redirigen hacia la retina para mejorar tu visión.

¿De qué están hechos las lentes de contacto?

Hoy en día la mayoría de las personas usan lentes de contacto blandos hechos de material rico en humectación llamado hidrogel. Los lentes de hidrogel son respirables, permiten que el oxígeno pase a través de ellos para mantener tus ojos sanos y frescos.

Existen distintos tipos de lentes de contacto disponibles para adaptarse a tus necesidades de visión y estilo de vida individual. Tu profesional de la salud visual puede ayudarte a elegir el tipo de lente correcto para ti.

Clasificados según el material, hay tres tipos de lentes de contacto:

Las lentes blandas son fabricadas con plásticos hidrofílicos (amigos del agua) que son materiales que absorben el fluido. Este contenido acuoso varía entre de 37% y 80%.

Las lentillas de contacto de hidrogel de silicona son un tipo nuevo y avanzado de lentes de contacto blandas que transmiten más oxígeno al ojo que las lentes de hidrogel blandas regulares. La mayoría de ópticos y oculistas recomiendan únicamente lentillas de hidrogel de silicona para usar durante todo el día, ya que son mucho más seguras que las generaciones anteriores de lentes de contacto diarias.

Las lentes blandas son Esféricas para la corrección de defectos como miopía e hipermetropía,Tóricas para la corrección de astigmatismos y con efecto Bifocal para la corrección de la presbicia. También se utilizan con fines estéticos y protésicos permitiendo al paciente verse mejor.

Las lentes duras están hechas de un material rígido de plástico llamado PMMA (polimetil metacrilato) que no transmite oxígeno al ojo. Estas lentes han sido prácticamente sustituidas por lentes de contacto RPG y rara vez se prescriben en la actualidad.

Lentes de contacto RPG, también conocidas como RPG o “permeables al oxígeno”, están hechas de plásticos rígidos, sin agua, y son especialmente buenas para la presbicia y el astigmatismo elevado.

Tienen mayor duración y un mantenimiento más sencillo que las lentes blandas, debido a que los lípidos y proteínas de la lágrima se adhieren a la superficie de la lente y penetran el material blando con mayor facilidad que en las lentes RPG, el material es más resistente a estos depósitos. El periodo de adaptación es prolongado ya que, por ser rígidos, constituyen un cuerpo extraño al que el ojo debe habituarse.

Lentes de contacto RPG son más pequeñas en diámetro y proporcionan a menudo una visión más aguda que las lentes blandas.

También, existen las lentes de contacto híbridas las cuales tienen un centro óptico hecho de un material de la lente rígida GP, rodeada por una zona de material de la lente blanda para mayor comodidad.

Lentes de contacto de uso diario

Las lentes de contacto de uso diario están diseñadas para ser desechadas en la noche antes de ir a la cama y ser reemplazadas con un nuevo par en la mañana. A diferencia de las lentes de contacto mensuales, no requieren mantenimiento es decir, solución para lentillas y estuche.

Las lentes de contacto diarias son la opción perfecta para ti, si quieres una experiencia de lentes de contacto sencilla y segura

Lentes de contacto mensuales

Las lentes de contacto mensuales deben quitarse antes de ir a dormir. Las debes limpiar y almacenar en el estuche para ponértelas nuevamente en la mañana siguiente. Se deben reemplazar con un nuevo par después de un mes. A diferencia de los lentes de contacto de uso diario, necesitas solución para limpiar y almacenar lentillas y un estuche para guardarlas.

Lentes de uso continuo

Lo último en tecnología de lentes de contacto son las lentillas de silicona (Hyrdrogel). Dejan pasar una gran cantidad de oxígeno a los ojos dejando que “respiren”. Este tipo de lente de contacto pueden utilizarse de forma continua (24 horas) hasta 30 días seguidos.

Por favor ten en cuenta que el tiempo de uso puede variar dependiendo del tipo de lente y del usuario. Las lentillas de uso continuo dejan pasar hasta cinco veces más oxígeno que las lentes de contacto convencionales, incluso mientras duermes.

Lentes de contacto progresivas

Las lentillas progresivas, a veces llamadas “bifocales sin línea,” eliminan las líneas visibles de las lentes bifocales y trifocales y ocultan el hecho de que necesitas lentes para leer. Con las lentillas progresivas serás capaz de ver igual de bien de cerca, medio y largo rango y eliminarás la necesidad de hacer movimientos antinaturales con la cabeza.

Las lentillas progresivas pueden ser tanto de uso diario como mensual.

Lentes de contacto bifocales

Las lentillas bifocales están diseñadas para proporcionar una buena visión para las personas que tienen presbicia. El principal signo de cuando se está desarrollando la presbicia es cuando la persona necesita mantener los menús, los periódicos y otros materiales de lectura muy lejos de los ojos con el fin de ver con claridad.

Las lentes de contacto bifocales trabajan más o menos igual que las lentes bifocales. La lente bifocal normalmente se presenta en dos potencias, una para corto y una para largo rango. Las lentes de contacto bifocales también vienen en materiales blandos y materiales rígidos de gas permeable (GP). Pueden ser de uso diario.

Varios fabricantes ofrecen lentillas multifocales hechas de material de hidrogel de silicona. Estas lentillas permiten el paso de mucho más oxígeno a la córnea que las lentillas blandas convencionales, proporcionando mayor comodidad de uso. Están disponibles tanto para uso diario como uso prolongado.

No todo el mundo puede usar lentes de contacto bifocales. Depende de qué tipo de error de refracción la persona tenga y si pueda adaptarse a la utilización de dos potencias en la misma lentilla.

Lentes de contacto tóricas

Las lentes de contacto tóricas corrigen el astigmatismo, vienen como lentillas de uso diario, mensual y continuado.

La potencia de una lente tórica varía de un meridiano a meridiano. Si tienes un defecto de astigmatismo, miopía e hipermetropía, y te han dicho que no puedes usar lentes de contacto es probable que puedas usar lentillas tóricas.

Las lentes de contacto tóricas se hacen de los mismos materiales que las lentillas ordinarias, por lo que pueden ser suaves o RGP. La diferencia está en el diseño de la lentilla. Vienen en dos potencias, creadas con curvaturas en diferentes ángulos (una para la corrección esférica, astigmatismo y una para la corrección cilíndrica, miopía o hipermetropía). También hay un mecanismo para que la lente de contacto sea relativamente estable en el ojo al parpadear, o mirar a su alrededor. Para proporcionar una visión nítida las lentes de contacto tóricas no pueden girar en el ojo.

Lentes de contacto cosméticas y coloreadas

Las lentes de contacto cosméticas rara vez se usan a diario, son más bien para ocasiones especiales. Las lentes cosméticas se usan regularmente por los actores de Hollywood, por ejemplo, Ray Park en el papel de Darth Maul en Star Wars Episodio I: La Amenaza Fantasma. También es posible usar lentes de contacto cosméticas para disimular u ocultar defectos en los ojos por ejemplo, daños o falta de iris.

Las lentes de contacto de color son, a diferencia de las lentillas cosméticas, utilizadas diariamente por una gran cantidad de personas. Las lentillas de color se pueden utilizar para mejorar tanto el color natural del ojo como para cambiar completamente el color. Ambas lentes de contacto cosméticas y de color requieren el mismo cuidado que las lentes de contacto normales.

Las lentes de contacto coloreadas vienen en tres tipos de tintas: tintas, tintes de mejora de la visibilidad y los tintes de color opaco.

Las lentes de contacto coloreadas vienen en tres tipos de tintas: tintes de visibilidad, tintes de realce y tintes de color opaco.

Muchas de estas lentes de contacto coloreadas están disponibles sin poder correctivo como también en diseños para personas que tienen astigmatismo, que necesitan lentes de contacto bifocales o que quieren una lente de contacto desechable.

Un tinte de visibilidad suele ser un tinte de color azul claro o verde añadido a la lentilla, sólo para ayudar a ver mejor durante la inserción y remoción, o en caso de que la dejes caer. Puesto que es un tinte muy ligero, no afecta a tu color de ojos.

Un tinte del realce es sólido pero translúcido (transparente) que es un poco más oscuro que un tinte de visibilidad. Un tinte de realce cambia el color de tus ojos. Como su nombre indica, está destinado a mejorar el color natural de tus ojos. Estos tipos de tintes son generalmente mejor para las personas que tienen ojos claros y quieren hacer su color más intenso.

Los tintes de color son más profundos, tintes opacos que pueden cambiar tu color de ojos por completo. Por lo general están hechos de patrones de colores sólidos. Si tienes ojos oscuros, necesitarás este tipo de color de lente de contacto para cambiar tu color de ojos. Vienen en una amplia variedad de colores, incluyendo avellana, verde, azul, violeta, amatista y gris.

Las lentes de color imitan la apariencia natural de la parte coloreada del ojo, llamada iris. Como el iris se compone de formas de colores y líneas, algunas lentillas de contactos de color presentan una serie de pequeños puntos de color para que se vean más naturales en el ojo; todo lo contrario con el centro de la lente, la parte que se encuentra sobre la pupila, que está completamente claro para que pueda ver.

Nuestros profesionales, ópticos-optometristas, pueden realizar la adaptación de las lentillas más idóneas para tu caso, libérate de las gafas para ocasiones especiales, salir una noche de fiesta, hacer deporte, o simplemente para poder alternar la moda de llevar gafas, con lentillas, desde 1€ al día ya puedes empezar a disfrutarlas, pídenos cita.

➠ CONSEJOS DE USO SOBRE LENTES DE CONTACTO ✛ info

➠ PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE LENTES DE CONTACTO ✛ info

Nombre (requerido):

Email (requerido):

Asunto:

Tu mensaje (requerido):

Captcha (requerido):

Resultado de sumar 1 y 4?

Localización